Cómo besarlo para que nunca te olvide

Besar es la mayor demostración de afecto que le puedes dar a otro ser vivo, ya que es un acto que nos permite tener ese contacto directo o cercano con las personas que queremos. 

Si buscas que esa persona especial se vuelva loca con tus besos y que nunca te olvide, no debes iniciar el beso directamente, sino comenzar un juego divertido de seducción donde se puedan mirar a los ojos y decirse con esa acción lo que sus cuerpos piden a gritos. 

Se trata de dejar huellas imborrables en la memoria de tu chico, que cuando el cierre los ojos se imagine tus besos con sabor a pasión que lo harán volver una y otra vez para probar tus labios. 

Usa la imaginación a la hora de besar, no hagas lo que todas hacen porque no lograrás llamar la atención de tu chico, será más de lo mismo, algo que seguramente no quieres que suceda. 

Cuando se de ese encuentro especial donde sabes que es tu oportunidad de demostrarle lo que es recibir un beso con muchas ganas y pasión, empieza acariciando sus rostro, luego dale un beso en la mejilla muy pícaramente. 

La idea es ir poco a poco seduciéndolo, masajeando su cuello, permitiendo que sienta tu respiración, mordiendo sus labios, hasta que él ya no aguante las ganas y te bese. 

En ese momento la conexión entre ustedes se dejará ver, es un instante único que jamás podrán olvidar, porque dar un beso intensamente puede enamorar a una persona en un instante. 

Puede sonar algo exagerado pero al besar alguien se pueden transmitir muchas cosas, desde pasión hasta el más profundo deseo, es cuestión de que actúes de acuerdo a lo que sientes. 

Lo mejor que puedes hacer es tener la iniciativa a la hora de besar, eso demostrará tu actitud decidida y valiente, donde no hay cabida para la timidez y la vergüenza. 

La creatividad es un elemento fundamental en todas las acciones que lleves en cabo, incluso hasta besar, ya verás que vas a marcar la diferencia y tu chico morirá por tus besos. 

La magia de ese momento la hacen las parejas, deja que las cosas fluyan y que los dos puedan disfrutar de ese instante sin que nadie se los impida, disfrútalo y déjate llevar por la pasión.