Cómo saber si le gustas a tu compañero de trabajo

No se puede negar que cuando tenemos un trabajo lo que más extrañamos cuando nos marchamos son los compañeros que ahí dejamos, ya que son muchas las vivencias que se comparten y en muchas ocasiones se convierten en nuestros familiares. 

Involucrarse sentimentalmente con las personas que trabajas es casi imposible, porque el día a día te obliga a hacerlos parte de tu vida, ahí pueden surgir a amistades eternas, como también amores platónicos o relaciones estables. 

Enamorarte de tu compañero de trabajo o viceversa, son cosas que pueden pasar con mucha frecuencia, porque a veces sin querer tenemos que compartir las cosas que ocurran a diario en el espacio laboral. 

Para darte cuenta si le gustas, o no a esa persona que trabaja contigo, basta con darte cuenta cómo te mira, y una de las cosas que no falla es que de repente cambie su manera de vestirse, se arregle más, cambie su perfume por una fragancia que él sabe que te gusta. 

Son detalles que poco a poco te harán caer en cuenta de la atracción que siente ese chico por ti, claro debes aclararle que en la oficina evite coqueteos o insinuaciones fuera de lugar, ya que tu lugar de trabajo se respeta. 

Fuera del espacio laboral se permite todo, esta de tu parte si quieres hacerle caso o prefieres no dañar la relación que tienen compañeros de trabajo, esa va ser tu decisión, porque el ya te dejo claro sus verdadera intenciones contigo. 

Pero si esa persona te gusta esto puede ser el inicio de una relación bonita y duradera, no te hagas muchas expectativas de cómo debe o no ser la relación, y disfruta el momento que estás viviendo. 

Cuando estén en la oficina nadie tiene porque enterarse que tienen una relación, aunque es difícil porque el trato los va a delatar, pero ustedes pueden marcar la diferencia y demostrarle a todos que se puede llevar una relación amorosa sin afectar lo laboral. 

Debe establecerse un equilibrio para que todo pueda funcionar sin mayores inconvenientes, recuerden que son adultos y deben asumir las consecuencias de sus actos, el respeto es fundamental en todo momento. 

Tener siempre a tu lado a la persona que te gusta puede ser lo ideal para cualquier enamorado, pero tampoco es recomendable porque la pareja necesita su espacio para no caer en el aburrimiento y la costumbre. 

Piensa bien en cómo quieres llevar tu relación con esa persona, no todo tiene que ser caótico, lo primordial es establecer condiciones y disfrutar al máximo lo que el destino te tiene preparado.