Cómo seducir a un hombre con la mirada

La mirada puede decir mucho de las personas, de hecho si sospechas que alguien dice alguna mentira, basta con verlo a los ojos para descubrirlo, ya que estos revelan muchas verdades, sin duda, la mirada es el reflejo del alma. 

Enamorar a un chico empleando la mirada como un elemento de seducción, te puede traer grandes beneficios, debido a que con el cruce de miradas repetidamente se pueden generar intensas emociones, dando inicio a una bonita relación, siempre y cuando exista atracción mutua. 

La primera mirada es uno de los momentos más importantes, en ese preciso instante podrás demostrarle de una manera discreta lo mucho que le atraes. Si estás en un reunión donde hay mucha gente, intenta que tu mirada se cruce con la del chico que te gusta, si caer en la exageración, con esto lo más seguro es que comiencen a coquetearse, demostrando que si puede haber corazón entre los dos. 

Luego que hayas logrado llamar su atención, pon en práctica el juego de miradas fugaces o breves, esto con la intención de mantenerlo en la expectativa, que se pregunte una y otra vez, si es posible que una mujer tan encantadora se siente atraída por él, o es simple imaginación. Después de repetir la dinámica varias veces, dejaras claro que le gustas. 

Muchas mujeres caen en el error de seducir a un hombre mirándolo fijamente por largas horas, eso molesta a cualquiera, lo mejor es hacerlo de manera sutil. Imagínate que la cosa fuera al revés, y que el hombre te siga de un lugar al otro con la mirada, te sentirías incomoda y acosada, bueno eso mismo pasa con los hombre, si no quieres que te voltee la mirada, se cuidadosa. 

No hay nada más seductor que acompañar la mirada con una hermosa sonrisa picara, porque de nada te sirve mirarlo, y que tu expresión corporal no vaya en armonía con lo que quieres lograr, todo tu cuerpo tiene que hablar, la mirada es un elemento muy importante, pero si no se mezcla con lo demás, no sirve de nada. 

Evita llevar un maquillaje muy cargado en los ojos, que sea lo más natural posible, y que resalte tu mirada, con algo de sombra y delineador es suficiente. Recuerda que las cejas son el marco de los ojos, no las expongas a trabajos estéticos que resulten una verdadera tragedia. 

Una vez que logres que esa persona se acerque a conversar contigo, no debes bajar la guardia, míralo intermitentemente, no fijamente porque puedes apenarlo, observa su cabello, su boca y vuelves a los ojos, siempre prestándole mucha atención. 

Con estos consejos estoy segura que estarás a un paso de que te invite a salir, porque querrá conocer más de esa mujer espectacular que logró conquistarlo a punta de miradas.