El amor, los celos y peleas

El amor definitivamente no debería asociarse con los celos y mucho menos con peleas, es un error pensar que un sentimiento tan puro y real que une a muchas personas puede generar situaciones de conflictos que terminan poco a poco con la relación. 

Los celos no es sinónimo de amor, sino de inseguridad, y baja autoestima, simplemente no te sientes seguro de lo que eres y tienes miedo de que tu pareja se fije en otra persona, sin embargo todos en nuestra vida hemos sentido celos, pero cuando estos llegan al extremo es donde todo se complica. 

Poder decirle a tu pareja lo que te incomodo de una situación o persona en particular no tiene nada malo, pero que lo hagas a cada rato con insultos, gritos y peleas ya es otro tema. 

Además si pasan la mayoría del tiempo peleando por cosas sin importancia, debes tomar cartas en el asunto, ya que más adelante las cosas pueden pasar a otro nivel de agresión, por eso hay que aclarar desde un principio que una relación sin confianza y respeto no llega a ningún lado. 

Nadie dijo que las relaciones tienen que ser perfectas, pero las peleas en todo momento no deberían de ser algo común y mucho menos una costumbre, que es lo que hoy en día se ve en la calle, parejas resignadas a estar juntos desperdiciando su tiempo en relaciones vacías. 

Puede sonar cruel, pero es la realidad en la que viven muchas personas, tristemente equivocadas al creer que con peleas y celos pueden mantener una relación sana y duradera, al contario vivirán en un infierno disfrazado de mentiras. 

Un sentimiento tan perfecto como el amor se construye con hechos y hasta con sacrificios, de nada sirven palabras bonitas si no vienen acompañadas de acciones que sustenten lo que se dice. 

Demostrar afecto a la persona que amas llena el corazón de satisfacción, porque amar es hacer lo posible para que esa persona sea feliz, aunque esa felicidad no esté a tu lado. 

La envidia y el egoísmo tampoco tienen nada que ver con el amor, y son sentimientos comunes en la sociedad que destruyen cualquier tipo de relación, no cabe duda que son difíciles de evitar, porque todos somos seres humanos, pero cuando tenemos conciencia del daño que generan debemos trabajar para eliminarlos de nuestra vida. 

Como pueden ver chicas amar no es una tarea fácil, se necesita mucha decisión, coraje, fuerza y disposición para ayudar a ese sentimiento a crecer y fortalecerse con el tiempo, porque nada caerá del cielo, es un trabajo que si se hace con convicción te traerá mucha felicidad.