Haz el amor y no la guerra

Cuando nos resignamos a vivir con nuestra pareja en un eterno conflicto no reconocemos el problema y lo vemos como algo normal, sin darnos cuenta lo infeliz que podemos ser y a donde los puede llevar esta situación. 

Las relaciones de pareja nos algo que se pueda tomar a la ligera, considerando que es la unión de dos seres totalmente diferente que luchan para ser felices en medio de tanto caos y superando día a día los obstáculos que se puedan presentar, uno de los más importantes aceptarse el uno al otro. 

Es bastante complejo convivir con la persona que amas, porque es un proceso de adaptación que muchos no soportan debido a los cambios que se tienen que empezar hacer para poder vivir en armonía, además de la el nivel de tolerancia que hay que desarrollar. 

Pero no todo es tan grave como parece, todo es cuestión de saber llevar la relación, con la mejor inteligencia posible sin caer en caprichos ni resentimientos por las peleas que puedan surgir, hay que actuar con cordura en todas las circunstancias. 

No podemos negar que hay momentos malos que en nada funciona, y en donde las parejas no están en el mejor momento, pero lo importante es que puedan comunicarse y solucionar las cosas en los mejores términos y seguir adelante. 

Los beneficios de gozar de una relación saludable son increíbles, tu estado de humor cambia, tus defensas aumentan, las ganas de vivir son más intensas, y esto ocurre porque simplemente el amor que te rodea te llena de energía, y eso se transmite. 

Yo les recomiendo que “Hagan el amor y no la guerra”, desechar todo sentimiento que no vaya en armonía con el amor, luchar con todo esos demonios que te hacen alejarte de la felicidad, y te llevan a una constante guerra con la persona que amas. 

Cuando seas consiente de todo lo maravilloso que puedes crear transformado tu manera de amar, podrás disfrutar de momentos increíbles con el amor de tu vida, para que puedas disfrutar en pareja una vida plena y feliz. 

Las energías estarán a tu favor para que puedas amar sin miedo a esa persona que te mueve el piso, trataras de evitar cualquier tipo de conflicto y sabrás comunicar las cosas a tiempo. 

Lo más importante es crear un clima de total armonía con tu pareja, donde solo se respire paz y tranquilidad, los buenos momentos fluyan minimizando los problemas y fortaleciendo el amor cada día.