Quiero acercarme sin que note que me gusta demasiado

Acercarte a esa persona que te gusta y es esta no note que le gustas, a veces puedes ser bastante difícil de disimular, porque cuando esa atracción existe nos delatamos fácilmente, nos ponemos nerviosas, nuestra mirada es diferente, hasta la manera de expresarnos cambia. 

Por eso hay que mantener la calma y evitar que esos detalles te delaten, es bueno que esa persona sospeche que le atraes, pero no que te enloqueces con su presencia. 

Hazle saber con gestos y coqueteos que te interesa saber más de él, salir, compartir, conocerlo más, sería ideal convertirte en su amiga, confidente, que sean cómplices en todo momento. 

Seguramente el notará de inmediato que hay algún sentimiento rondando entre los dos, no te desesperes para que algo suceda, deja que las cosas fluyan, y permite que la relación se de espontáneamente. 

Cuando ya el acercamiento sea un hecho puedes determinar si iniciar una relación con esa persona sea lo más adecuado, tal vez empiezas a conocer cosas en esa persona que no van contigo. 

Este tipo de cosas suelen suceder más de lo que pensamos, ya que nos dejamos atraer físicamente por una persona y hacemos todo lo que esté a nuestro alcance para conquistarla, para darnos cuenta al final que el esfuerzo fue en vano, porque esa persona no resulto lo que esperábamos. 

Es lógico que a simple vista no vas a saber si esa persona es lo que esperas, porque apenas lo estas conociendo, por eso debes ir despacio en ese proceso para evitar malos ratos. 

También puede ocurrir que no llegues a una relación de pareja con esa persona, pero si pueden llegar a ser grande amigos por la complicidad que surgió entre los dos, no te dio resultado lo del plan de conquista, pero si ganaste un amigo. 

Los escenarios pueden ser muchos cuando decides llamar la atención de ese chico que te gusta, ten siempre presente que las cosas no pueden resultar como esperas, o por el contrario esto es el inicio de una linda relación. 

Simplemente debes arriesgarte y aceptar lo que pueda suceder, que sea lo que sea no debe afectar tu autoestima, ni quitarte las ganas de seguir luchando por lo que quieres. 

Muchas veces las cosas suceden por algo y no lo puedes evitar, lo mejor es dejar que todo pase y emplear todas tus energías en acciones que te beneficien y te hagan crecer como persona.