Seducir o seducir

Seducir a esa persona que quieres conquistar, o que ya tienen tiempos juntos como pareja y deseas reavivar la llama de la pasión, puede ser bastante interesante ya que puedes innovar en muchas cosas. 

El proceso de seducción puede ir desde los detalles más simples hasta acciones en la cama que vuelvan loca de deseo a tu pareja, solo se trata de que uses la imaginación y pongas en práctica los mejores métodos de persuasión. 

No todas las personas tienen ese don de seducir, a muchos se les hace difícil conquistar por el hecho de que su personalidad es bastante tímida que no les permita establecer un vínculo con alguien. 

¡Chicas! si ya tienen ubicado a ese hombre que pretenden seducir hasta llegar a conquistarlo, pues manos a la obra, tienen todo los atributos y cualidades para lograrlo. 

Demuéstrale en todo momento que tienes actitud, y seguridad en ti misma, no te proyectes como una persona penosa en insegura, ya que a nadie le gusta tener a su lado a una gente así. 

Siempre mantente arreglada con el rostro fresco y natural, además tu cabello debe estar bien cuidado para que te robes las miradas de todos al pasar, pero lo más importante es robarte la mirada de tu chico. 

Una vez que llames la atención de esa persona, comienzas el juego de seducción, establece conversaciones donde él se sienta involucrado, míralo una que otra vez para que note que su presencia te importa. 

La sonrisa es primordial es cada momento que pases junto a ese chico, el buen sentido del humor hace que las personas quieren estar más a tu lado, así que uno que otro chiste de vez en cuando no caería mal para romper el hielo. 

Trata de no obsesionarte en ese proceso de seducción porque podrías incomodar y alejar a ese hombre que tanto te gusta, procura ser discreta pero a la vez algo atrevida, para que el sienta curiosidad y tenga la iniciativa de buscarte. 

Si ya te invito a salir debes continuar conquistándolo, demostrando siempre lo natural que eres ante ciertas situaciones, no sobreactúes ni demuestres lo que no eres porque al final quedarás muy mal parada. 

Una actitud regia y decida será tu mejor arma para llegar a enamorar a tu hombre, mientras más te conozca no podrá resistirse ante tanta perfección, porque aunque no lo creas la mujer es la mejor creación de Dios. 

Tienes todo para lograr lo que te propongas, simplemente piénsalo, planifícalo, proyéctalo y ejecútalo, tienes todas las de ganar por el simple hecho de ser mujer.